El 31 de enero de 2020 se produjo la salida efectiva de Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo, el Acuerdo de Retirada contemplaba un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020, durante el que se ha continuado aplicando la legislación comunitaria en el Reino Unido.

Desde el pasado 1 de enero, los residentes en Reino Unido, dejaron de ser ciudadanos residentes en la Unión. Esto significa que el Reino Unido es ahora oficialmente un tercer país. Por tanto, los movimientos de mercancías entre Reino Unido y España dejan de ser tratados como operaciones intracomunitarias a considerarse exportaciones e importaciones y con ello a estar sujetos a las formalidades aduaneras.

Ello afecta, entre otras cosas, a la devolución del IVA soportado en el Reino Unido. Para ello tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los empresarios y profesionales establecidos en Península y Baleares que hubieran adquirido bienes y servicios en el Reino Unido durante el año 2020, solo podrán solicitar la devolución de las cuotas de IVA soportadas hasta el 31 de marzo de 2021, y no hasta 30 de septiembre como hasta el momento. La devolución se realizará telemáticamente mediante el modelo 360, como se viene realizando con las consideradas operaciones intracomunitarias.
  • Los empresarios establecidos en Península y Baleares que adquieran mercancías y servicios en Reino Unido a partir del 1 de enero de 2021, para solicitar la devolución del IVA soportado, tendrán que hacerlo ante la Administración tributaria británica y en base a la normativa inglesa, como se solicita con el resto de terceros países.

Sin embargo, en relación con las cuotas soportadas con Irlanda del Norte, hay que tener en cuenta que podrán seguir presentando su solicitud de devolución a través del modelo 360 cuando se refiera a cuotas de IVA soportado por la adquisición o importación de mercancías; y cuando se trate de servicios localizados en Irlanda del Norte, se solicitará la devolución según la normativa inglesa.

Además, se ha de tener en cuenta que al dejar de calificarse las operaciones entre España y Reino Unido como intracomunitarias, no deberá informarse a través de la declaración recapitulativa (modelo 349).

En nuestro despacho, estaremos encantados de poder atenderle en caso de que tenga alguna duda al respecto.

Share This

Share This

Share this post with your friends!