Desde hace algunos años, la palabra youtuber o influencer se oye de manera continuada. Pero cuando utilizamos este término, no estamos hablando de una simple afición, sino que hoy en día, es una profesión en la que se puede ganar dinero en Internet.

La principal fuente de ingresos, suele estar en los pagos que reciben los influencer por parte de las plataformas en concepto de publicidad y que van en función del número de visualizaciones o subscripciones que logren alcanzar sus vídeos. Pero también es común que reciban ingresos por promocionar alguna marca o acudir a ciertos eventos.

Si eres uno de estos profesionales, debes de tener en cuenta que la Administración Tributaria ha incluido este tipo de actividades dentro de su plan de control tributario anual, con actuaciones dirigidas a mejorar el cumplimiento fiscal.

Por lo que si este es tu caso, y con estos videos empiezas a desarrollar una actividad de manera recurrente en la que generas ingresos, deberás declarar por ellos.

Por tanto, en primer lugar será necesario darse de alta en Hacienda y en la Seguridad Social.

Además trimestralmente tendrás obligación de presentar el pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (modelo 130), así como el Impuesto sobre el Valor Añadido (modelo 303). Y anualmente, deberás declarar todo el rendimiento generado en el ejercicio, en la declaración del IRPF.

De la misma forma, habrá que presentar los impuestos informativos anuales.

Y si se utiliza una plataforma publicitaria situada en el resto de la Unión Europea, deberás de darte de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios.

Si tienes alguna consulta de las obligaciones fiscales, contables o de facturación relacionada con este tipo de actividad, estaremos encantados de atenderte desde nuestro Departamento Fiscal.

Share This

Share This

Share this post with your friends!